¡Llegó mi nieta Verónica!

¡Llegó mi nieta Verónica! Y la felicidad se me desborda del corazón, le agradezco a Dios porque permitió que llegara sana a alegrarnos la vida.
Gracias hijo José Carlos por regalarnos esta princesa que hoy por hoy es otra corona que Dios nos regala a Tilza y a mi.

¡Bienvenida princesa de amor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.